comunicacion

La comunicación, esa llave.

Comentarios desactivados 53

 

Por Silvia Bacher Para PAGINA 12

 

“Nos llevamos otra mirada sobre nuestra forma de educar, de pensar cómo enseñar desde otra perspectiva”, éste fue uno de los múltiples comentarios que dejó el cierre de la Tercera Jornada de Radio Escolar que reunió días atrás a más de 80 docentes y directores de escuela y cerca de 200 chicas y chicos que llegaron desde todos los rincones de la provincia de Tucumán.

Con la convicción de que la comunicación es un derecho que abre puertas, que habilita a la ciudadanía a manejarse con herramientas que se desprenden (o se entraman) con el acceso a la información y la libertad de expresión, esta jornada, organizada por el Ministerio de Educación de la provincia en alianza con el Ministerio de Educación de la Nación, hizo foco en comprender cómo y cuánto los más jóvenes son educados en el ejercicio de este derecho y cuánto lo ejercen en la vida cotidiana, no sólo en sus hogares, en sus espacios de esparcimiento, sino también en la escuela formal e incluso en las pantallas (esas escuelas que brindan una educación que el sistema Pisa no evalúa pero genera tanto impacto en sus vidas).

Esta jornada es un paso más en el camino de la construcción del campo de la comunicación y la educación en nuestro país. Es un hito en un extenso recorrido que permite rastrear múltiples antecedentes. Por un lado, tienen su referencia directa en el Primer encuentro provincial en el año 2008, convocado por los mismos organizadores, que reunió en la misma ciudad a docentes que impulsaban proyectos de radio escolar desde hacía tiempo. La incorporación en el 2011 del colectivo territorial Abrojos, resulta una señal más de articulación y fortalecimiento de los actores locales.

Otro factor de robustecimiento de la trama puede rastrearse en la participación de diversas radios locales en la Red Nacional de Radios Escolares Aprender con la Radio, red que, ya en 2004, construía una trama de educadores que buscaban reflexionar y debatir tomando como eje los derechos a la comunicación ejercidos desde la infancia.

Esta red actualmente capacita, promueve el intercambio y fortalece cerca de 450 proyectos de radios escolares de todo el país desde Jujuy a Tierra del Fuego, desde Mendoza a Entre Ríos, que abrevan en prácticas que buscan articular dos derechos: educación y comunicación. En este cruce los más jóvenes pueden comprender, por un lado, que sus voces enriquecen la polifonía social, que la investigación y el debate son vías expeditas para que sus mensajes resulten más contundentes a la hora de elaborar argumentaciones. Por otro lado, es posible que logren dar un uso significativo a las tecnologías tanto al buscar información para sus producciones como al editarlas y divulgarlas con diferentes formatos digitales incluso a través de las redes sociales, circunstancia no menor en tiempos en los cuales las tecnologías nos apuran a redefinir la agenda de la educación. Y finalmente, comprenden, al recorrer el camino de la producción, modos de construcción del relato de los medios masivos aproximándose a éstos desde miradas menos ingenuas.

Mientras esto sucede con los más jóvenes, la comunidad tiene la oportunidad de recuperar sus voces, de comprender sus necesidades y, en consecuencia, de acompañarlos en la construcción de escenarios más dignos.

En diferentes puntos del país se están impulsando acciones vinculadas con las radios escolares, es habitual escuchar que los primeros ejes de trabajo que se proponen están vinculados a pensar la programación, los formatos, incluso la locución. Estos y otros aspectos no son suficientes.

Desde Las Otras Voces. Comunicación para la Democracia, impulsora de la Red Nacional de Radios Escolares y responsable de la capacitación docente en las jornadas de Tucumán, estamos convencidos de que el desafío consiste en asumir, desde la educación, el sentido de la comunicación, asignándole a la radio escolar una dimensión superadora: la de recuperar las voces de los más jóvenes. En ese sentido, resulta central dejar de lado una concepción instrumental de las tecnologías.

Resulta necesario fomentar el intercambio de prácticas que inspiren e interpelen a los diferentes actores. Porque al comprender las inquietudes de los más jóvenes, la comunidad se apropia de sus responsabilidades; al escuchar, la escuela enseña mejor y, claramente, al conocer sus necesidades, se torna viable tejer estrategias para evitar que muchos tomen distancia de las aulas y se den permiso para soñar. Si la comunicación es una llave que abre puertas, la educación es clave para dar forma a las hendijas, habilitar las cerraduras y la radio puede constituirse en una oportunidad para construir ciudadanía.

Al finalizar la Jornada en Tucumán un docente experimentado en radio comentó: “Me animo a decir que estamos frente a un nuevo desafío que voy a afrontar, llevo la propuesta a mis alumnos, vamos a llegar lejos, más allá de donde nosotros pensábamos”. Y no es menor el reto a la hora de trabajar en pos de más y mejor educación.

* Periodista. Directora de Las Otras Voces. Integrante de Conacai.