clarin

Enfocarse en los estudiantes

Comentarios desactivados 5

Por Silvia Bacher para Clarín

 

 

La escuela, construida como repuesta a sociedades del siglo XIX, intenta educar a ciudadanos del siglo XXI. De las filas de pupitres con estudiantes silenciosos y atentos a un maestro expositor se pasó al multitasking y las redes sociales. De las aulas sarmientinas al campus virtual.

Desde hace tiempo las tecnologías de la comunicación y la información (TIC) son concebidas desde los escritorios de expertos y funcionarios, a veces como tablas salvadoras y, otras tantas, como causantes de todos los males que aquejan a la educación. Son miradas que no logran adentrarse en los cambios culturales que conllevan cambios en las identidades de estudiantes y docentes. Hay que dar con pistas que permitan recuperar el sentido de la educación.

Para eso, diferentes investigaciones estudian el impacto del uso de videojuegos y redes sociales. Los videojuegos pueden motivar el desafío a resolver problemas, producir y acceder a nuevos conocimientos. Sin embargo, los usos que se les dan a las pantallas son muy diversos en función, en gran medida, de saberes previos.

Los estudios hablan no sólo del acceso a las TIC, sino sobre todo de los usos que se hacen de ellas. Dos chicos con diferentes niveles de educación que acceden a un mismo juego, dispositivo o red social, no harán el mismo uso. Alguno puede limitarse a reproducir lo existente y usar las redes sociales para compartir emoticones. Otro puede preguntar, argumentar, producir.

Para que el uso significativo de los diferentes soportes sea un derecho de todos, la mirada no puede enfocarse sólo en los dispositivos o aplicaciones: hay que desplazarla hacia las personas, sus fortalezas, debilidades y condiciones de vida. Allí la escuela tiene un rol clave: conseguir que, a la hora de jugar, los chicos tengan la oportunidad de ganar no ya en la pantalla, sino en la vida.

Nota Clarín: http://www.clarin.com/sociedad/Enfocarse-estudiantes_0_1632436852.html