El homenaje a Jesús Martín-Barbero junto a Néstor García Canclini

Comentarios desactivados 3

Esta semana, Néstor García Canclini,  Doctor en Filosofía, semiólogo, antropólogo y referente en investigación de la cultura y en estudio de la comunicación en medios, recordó los aportes de Jesús Martín Babero, quien cambió la manera de pensar la comunicación y la cultura desde América Latina.

Jesús Martín-Barbero. murió hace un mes en Cali, Colombia, a los 87 años. Miles de estudiantes y docentes leyeron sus textos a lo largo de las últimas cuatro décadas en todas las universidades de América Latina y lamentaron su muerte. Sus pensamientos y su generosidad académica produjeron múltiples homenajes. Rayuela hace esta semana su homenaje a un maestro y amigo.

Martín Barbero, reconocido teórico de la comunicación, semiólogo, antropólogo y filósofo, es autor de De los medios a las mediaciones, publicado en 1987 libro de referencia en las ciencias sociales.

Néstor García Canclini, amigo personal y referencia en el campo de la investigación en medios y consumos culturales, con quien discutió a lo largo de décadas sus ideas estuvo en Rayuela para compartir nuestro homenaje.

Durante el programa, se sumaron testimonios sobre Martin Barbero de amigxs, discípulxs y referentes académicxs : Washington Uranga, periodista, docente e investigador de la Comunicación, Amparo Marroquín, del departamento Comunicaciones y Cultura de la UCA de El Salvador y Tanius Karam, de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, director científico de ALAIC.

A lo largo de la entrevista, García Canclini rescató historias y recuerdos poco conocidos y afirmó que “en 1987 yo estaba escribiendo Culturas Híbridas, investigando para resolver problemas y de pronto leo el libro de Jesús (De los Medios a las Mediaciones) y me cambió el rumbo de lo que estaba reescribiendo” Y continuó. “Cuando leí ese libro dije’ hay varias cosas que están escritas, ya no tengo que decirlas’. Sentí que había un trabajo hecho. Que yo, a partir de eso, podía dedicarme a otros temas. Esa fue una sensación que tuvimos muchas veces y nos incitaba a conversar. Era una amistad muy entrañable”.

¿Por qué De los Medios a las Mediaciones fue un libro tan importante para el campo de la cultura? García Canclini lo explica con claridad: “Había ya una producción importante sobre radio y TV en varios países latinoamericanos. Jesús se dio cuenta que todo eso estaba interconectado, que unos medios proceden de otros, que la aparición de la TV no eliminaba la radio, así como después vimos que el cine no era extirpado por la TV ni las videocaseteras. Todos esos llamados medios masivos estaban relacionados con formas anteriores de oralidad y de visualidad, en las escuelas, iglesias, barrios. Y había que entender esos antecedentes para darse cuenta que habían mutaciones y a la vez continuidades. Todo eso se integró bajo la noción de mediaciones: somos mediadores con nuestros cuerpos, nuestras voces”.

Para sintetizar su legado, el autor de Lectores, espectadores e internautas, elige un artículo que lo sorprendió al día siguiente de morir Jesús “fue el de uno de los principales periodistas mexicanos, Roberto Zamarripa, que publica en Reforma”, recuerda. “Él lo evocaba diciendo que algo que le había impresionado mucho al ver a Jesús era la valoración de los distintos tipos de verbalización, por un lado la de los políticos y por otra, cómo eso era interferido por otra oralidad, que es la de la conversación popular. Él sabía encontrar las diferencias entre esas hablas y lo que tenían en común, la importancia de la oralidad en la vida social”.

En una parte de la entrevista, el autor de Culturas Híbridas. Estrategias para entrar y salir de la modernidad compartió una anécdota de su vínculo con Martín Barbero. “Me acuerdo de algunos relatos de Jesús cuando fue invitado a colaborar en la redacción de la nueva constitución de Colombia, que se aprobó en 1991. Contaba cómo le costaba hacerle entender a los políticos que no se podían mejorar las comunicaciones si no se cambiaba la educación. Porque formar públicos es algo que se hace desde la escuela primaria”. Y continúa: “Todos hemos aprendido gustos, excluido otros. No puede haber simplemente una reorganización de los medios que corrija sus distorsiones, noticias falsas, todas las desviaciones o maltratos a esa manera de mediar comunicacionalmente si no empezamos con la escuela. Y con los otros modos de aprendizaje de educación informal que se han vuelto cada vez más significativos. Eso Jesús lo supo ver muy bien en sus últimos años porque le dio mucha atención a esa sociabilidad informal, tan común entre los jóvenes, donde uno aprende algo que la escuela no le enseño”.

El autor de Diferentes, desiguales y desconectados remarcó la importancia del concepto de interculturalidad: “El objeto de estudio de lo que llamábamos “las ciencias de la cultura” no es la cultura sino la interculturalidad. Estamos tan atravesados por culturas distintas, desde luego por las industrias comunicacionales, las migraciones y como consecuencia de esto por la gente muy diferente que convive en la propia ciudad” y continuó, “La interculturalidad designa la amplitud de la diferencia pero también de la exigencia de convivir en un mundo que la globalización no ha uniformado sino puesto en interdependencia. Y nos llevamos muy mal con esta interdependencia”.

En este sentido, y para cerrar, el autor de Consumidores y ciudadanos vinculó esta idea con lo que sucede actualmente con la pandemia: “En este último tiempo, obligados al confinamiento, tendemos a colocar en los otros, en los distintos de nuestra propia sociedad, las responsabilidades. “Cómo tiene esa costumbre? ¿No se da cuenta que…”. Son estos modos de conocimiento, de saber sobre los otros y de imaginar cómo son, lo que hace tan difícil la convivencia”.

El programa cerró con la voz del mismo Jesús Martín Barbero leyendo el poema dedicado a su esposa