María Bielli: “Cuando la escuela desaparece se profundizan las desigualdades

Comentarios desactivados 5

La legisladora porteña María Bielli y Florencia Martín, rectora de “El Dorita”, un profesorado de enseñanza primaria que funciona en el Barrio 31 desde 2014, hablaron de educación popular en el último programa de Rayuela, por Radio Con Vos.

El instituto de formación docente Dora Acosta, tal es su nombre completo, fue creado hace 6 años, gracias al trabajo de “El Hormiguero”, una organización social y política que se desarrolla en distintos barrios populares. “Trabajamos fundamentalmente con la educación publica popular pero también comunicación comunitaria y cultura. Estos son los pilares más importantes, siempre desde una perspectiva feminista”, indica Bielli.

“El profesorado nació a partir de las necesidades que veíamos y que proponían lxs vecinxs en las asambleas, respecto a la continuidad educativa una vez que se terminaba el nivel medio. Así surge la idea de poder garantizar en este barrio el derecho para que el que quiera ser maestrx lo pueda ser”, recuerda Martín.

Nuestras entrevistadas aseguran que una cuestión vital es la identificación que llegan a tener lxs alumnxs con sus maestrxs: “Cuando las egresadas (en un 95% son mujeres) comienzan a hacer las prácticas y toca una escuela cuyos estudiantes también viven ahí se genera una sinergia de derechos que es “mi maestra vive en mi barrio”. Ahí nos damos cuenta que hay un derecho que está garantizado y que no hay ninguna estigmatización ni espacio físico social que vaya a determinar la trayectoria de tu vida”, sostiene la actual rectora de “El Dorita”.

Tanto María como Florencia afirman que la articulación con el Gobierno de la Ciudad siempre fue un tema de conflicto: “Los primeros pasos fueron muy difíciles. Nuestra experiencia es pionera para la formación superior en la Ciudad de Buenos Aires pero nos pasaba que en la dirección de gestión privada, que es la ventanilla que el Gobierno porteño habilita para estos lugares, no entendían exactamente qué era lo que proponíamos”, asegura Florencia. “No estaba ni siquiera considerado como posible por quienes gobiernan la Ciudad: si los vecinos se organizan, discuten y además tienen responsabilidad y compromiso de construir derechos, eso tiene que ser institucionalizado. Esa discusión con las autoridades fue compleja. Durante todo el primer año de clases no contamos con el aporte del salario docente. Todos lo hacían de manera voluntaria porque así nos catalogaba el Gobierno de la Ciudad”.

En abril de 2020, en plena pandemia, el Frente de Todos presentó en la legislatura porteña una iniciativa de Bielli para que se garantice el acceso inalámbrico gratuito a Internet en los barrios, villas y complejos más postergados de la Ciudad de Buenos Aires. Y, hace apenas unos días, la justicia le dio la derecha a la propuesta: “El juez Gallardo hizo lugar a un amparo que se presentó y le ordenó al Ejecutivo de CABA que disponga del acceso gratuito en los barrios populares y la entrega de dispositivos. Es muy importante este fallo porque sabemos que cuando la escuela desaparece, en términos de espacio, se profundizan las desigualdades enormes que existen. Durante la pandemia esto se ha visualizado mucho más”.

Según informa la legisladora porteña, en el barrio Padre Carlos Mujica, en la Villa 31, existen algunos puntos que eran de WIFIi pero que hoy no tienen conexión. “Es la misma falta de voluntad política por la cual no hay un protocolo para barrios populares para ver cómo se aborda la pandemia. La atención prioritaria a los barrios más necesitados es algo que no tendríamos ni que discutir. Pero son modelos de pensamiento que son distintos a los que gobiernan la Ciudad de Buenos Aires. Hoy hay una composición en la legislatura que hace que en realidad discutamos solo lo que el oficialismo quiere”.

Bielli agrega que “no existe la escucha que es necesaria para llevar adelante las soluciones a problemas tan fundamentales como es que lxs niñxs estén conectados con sus docentes. Ellos han hecho un esfuerzo enorme para que ese vínculo siga en pie”.

Para finalizar, no podíamos dejar de revistar el tema de la violencia de género, una de las problemáticas que se han profundizado durante la pandemia. En este sentido, Bielli remarca que “se presentaron varios proyectos para poder dotar de más presupuesto a la línea que brinda atención a las mujeres, para poder aprovechar los momentos en los que se encuentran con el Estado, que es en la escuela, cuando retiran el alimento de los niños, y que haya material de difusión. Deben saber que se puede salir de la casa y no se está infringiendo ninguna ley cuando se da una situación de violencia. Lo que se refleja es un problema estructural que requiere un abordaje integral”.