La actriz Mercedes Morán y Mirta Romay, creadora de Teatrix, estuvieron en Rayuela

Comentarios desactivados en La actriz Mercedes Morán y Mirta Romay, creadora de Teatrix, estuvieron en Rayuela 23

Esta semana, Mirta Romay, creadora de Teatrix, y Mercedes Moran, una de las grandes actrices argentinas, analizaron la situación del teatro argentino en el contexto de pandemia y el rol que ocupa Teatrix, una plataforma que posibilita ver online obras de teatro filmadas, a través de una suscripción accesible. Además, contamos con los testimonios de los directores teatrales, Claudio Tolcachir y José María Muscari para ahondar en la complicada etapa que atraviesa el teatro (y la cultura en general) a raíz del aislamiento obligatorio.

Tras un 2020 muy complicado para la industria cultural argentina, a causa de las restricciones por la pandemia, el 2021 se mostraba algo más optimista, a partir de la reapertura de muchos establecimientos, con sus respectivos protocolos sanitarios. Sin embargo, las estadísticas relacionadas al Covid empeoraron considerablemente en el país durante las últimas semanas por lo que, decretos presidenciales mediante, toda la actividad cultural debió volver a la virtualidad.

En este contexto, la presencia de Teatrix, una plataforma que posibilita ver obras de teatro filmadas, en línea, a través de una suscripción accesible, es fundamental para que la industria pueda seguir funcionando. Mirta Romay, fundadora del sitio web en 2015, explicó que “el teatro, filmado de una manera o de otra, ya estaba. Estas plataformas me permitieron ir creciendo de a poco, ir construyendo un lenguaje audiovisual que estoy pensando todo el tiempo porque mi lectura es que el mundo audiovisual ha crecido muchísimo. Pienso que el teatro tiene mucho para dar”.

En sus inicios, Teatrix contaba con 8 obras en cartel; actualmente hay más de 180. Además, antes de la pandemia había 12.000 suscriptores y, entre marzo y noviembre de 2020, este número creció un 300%. “Hay mucha gente pensando cada obra que ustedes ven. Hasta hace poco, eso era efímero y se perdía. Lo que yo hice fue darle valor a algo a lo que no se le daba, se perdía. Si tenemos todo eso, ¿por qué no le agregamos valor y lo mantenemos vivo?”, sostuvo Romay.

Yo fui a ver al teatro «Ay, amor divino» y la volví a ver ahora en casa con mi mamá. Nos divertimos un montón. Es posible darle una vuelta de tuerca a las cosas y eso no quita que estemos todos preocupados porque para mí, el teatro es la materia viva. Sin teatro, no hay Teatrix”, aseguró.

La mención sobre “Ay, amor divino” no es casual ya que Mercedes Moran, protagonista de este unipersonal que se puede ver en Teatrix, también participó del programa de esta semana. Una de las grandes actrices argentinas, multi premiada nacional e internacionalmente, subrayó la importancia de este tipo de plataformas: “En el cine también se hace un esfuerzo enorme y muchas veces la distribución de las películas es muy efímera, pero en algún lugar queda. En cambio, las obras de teatro no tienen registro”. Y agregó que “esta plataforma no sólo preserva como archivo al teatro en toda su variedad sino que además, en este momento de pandemia, se vuelve una cosa muy nutritiva para los que nos quedamos en casa. Yo estoy muy feliz de que mi obra esté en Teatrix, me enorgullece muchísimo”.

El espíritu de la obra atraviesa y llega a la casa de la gente que lo mira. Eso es muy difícil de conseguir, es una manera de mantener viva la llama, que es irremplazable. Estamos pasando por un momento crítico desde antes de la pandemia y ahora se recrudeció”, indicó la actriz.

Intenté generar una comunicación diferente con el público, no protegida por un personaje, como habían sido todos mis obras anteriores, sino desde mí”, recordó Moran sobre la obra estrenada en el 2016, en el Teatro Maipo. “Fue el riesgo más grande porque soy de las actrices que se sienten protegidas detrás de un personaje, de una composición. De hecho, siempre cuento que cuando llega el momento del aplauso, mis compañeros siempre me reclaman que estoy muy poco tiempo en el escenario porque me da mucho pudor estar arriba del escenario desde mí, no desde el personaje. Y esta obra era toda desde mí, contando mi vida”.

Durante el programa, pudimos escuchar las opiniones de los directores teatrales, Claudio Tolcachir y José María Muscari, dos referencias ineludibles a la hora de pensar lo que sucede con el teatro en Argentina, acerca del valor de la virtualidad en la industria cultural. En este sentido, Moran coincidió con la visión de ambos. “Más allá de esto que nos pasa con la pandemia y la no presencialidad, la función de una plataforma como Teatrix es enorme y trasciende este contexto que nos toca vivir. Su éxito empezó mucho antes”.

Para finalizar, Mirta Romay dio su punto de vista acerca del nuevo cierre de los establecimientos por las restricciones: “Creo que el teatro es esencial porque es profundamente humanizador. Ese lugar, en la butaca viendo a tu actor preferido, esa vibración es salud mental que hoy no tenemos. Los teatros deberían estar abiertos porque nos ayudaría muchísimo a atravesar ese momento”. Además, sugirió cuál debería ser el camino: “Carlos Rotemberg ofrece una salida como lo es el pase cultural, usar la entrada de teatro para que la gente pueda circular. Hay propuestas; hay que defender esta fuente de trabajo que es enorme”.