Rayuela: ¡Vuelve la Feria del Libro! | Ezequiel Martínez y Carlos Díaz

Comentarios desactivados en Rayuela: ¡Vuelve la Feria del Libro! | Ezequiel Martínez y Carlos Díaz 73

Esta semana en Rayuela: Después de 2 años ¡Vuelve la Feria del Libro!

Del 28 de Abril al 16 de Mayo de 2022 regresa La Feria Internacional del Libro de Buenos Aires.

Ezequiel Martínez; Director General de la Feria del Libro y Carlos Díaz, Director General de Siglo XXI Editores cuentan todo lo que tenes que saber sobre uno de los hechos culturales más convocantes en Argentina y América Latina.

Enterate cómo impactó la pandemia en  la industria editorial, en las dinámicas de producción y consumo de libros. ¿Después de dos años de “abstinencia”, cómo viven su regreso organizadores, editores, autores, lectores y asiduos visitantes? ¿Qué desafíos plantea para cada sector esta Edición 46° de esta fiesta de la cultura? Pero también, conocé el costo de las entradas, quiénes serán los principales disertantes, cuál es la ciudad invitada, cuándo se celebrará la Noche de la Feria y mucho más!

A continuación, algunas de las ideas principales del programa en boca de sus protagonistas.

Ezequiel Martínez, al periodista y gestor cultural, responsable máximo del gran evento de la industria editorial.

¿Qué significa para vos la vuelta de La Feria?

Ezequiel Martínez
La feria es un lugar de reencuentro con mucha gente. La alegría de encontrarte en los pasillos, de charlar, ponerte al tanto de las novedades, de cruzarte con los escritores y escritoras que admirás. En el caso de los autores, firmar un libro. Es tanta la fiesta que hay alrededor, fiesta en el sentido de alegría, de encontrarse, de disfrutar de los montones de actividades es algo bueno.

¿Quiénes son los invitados especiales?

Ezequiel
Tenemos  ya confirmada la presencia de autores que tienen muchísimos lectores y que siempre despiertan expectativa como el Premio Nobel Mario Vargas Llosa y Javier Cercas. Son autores muy queridos y muy leídos. Viene John Katzenbach, el estadounidense que la última vez estuvo firmando libros hasta las cuatro de la mañana . También estará Luis García Montero,  el director del Instituto Cervantes, con quien vamos a  hacerle un homenaje a Almudena Grandes, que fue su mujer, y es muy querida en nuestro país. Hablando de homenajes, le haremos un homenaje a García Márquez por los 40 años del Premio Nobel.  En el marco del acuerdo con la Fundación García Marquez, estarán presentes Jorge Carrión, la francesa  Caroline Fourest y el uruguayo Pablo Casacuberta. Vienen muchos escritores de los países de la región, de Francia, de España,. Creo, en ese sentido, que va a ser esa feria internacional como las que estamos acostumbrados.

¿Cómo va a ser el reencuentro con la industria editorial?

Ezequiel
La feria del 2020 se suspendió casi un mes antes de la apertura. Estaban todo casi listo y los expositores en pista de despegue. Todos esos espacios reservados y alquilados se respetaron. A la gente que en aquel momento pagó su reserva de stand, se le respetó aquella reserva. Cuando arrancamos este año ya había un 80% de ocupación. Todos los pabellones están absolutamente cubiertos de expositores. Lo que nos pone muy contentos también.

¿Qué mensaje le dejarías a nuestra audiencia?

Ezequiel
Que vengan a disfrutar la feria, que vengan a vivirla, que vengan a respirarla y sobre todo, que genere nuevos lectores. Yo creo que ese es el último desafío y el que todos esperamos. Por que es una feria no solo de lectores, sino los que vienen a ver alguna a alguien que admiran, que lo quieren escuchar, pero en ese tránsito en ese recorrido, se transformen los que no lo sean ya o los sean lectores es incipientes se transformen en nuevos lectores y que después de la feria vaya a una librería, sean habitués de la librería. Creo que esa es la mayor aspiración que podemos tener.

Carlos Díaz ,sociólogo, director general de Siglo XXI Editores.

¿Cómo fueron los comienzos de la Editorial Siglo XXI en nuestro país?

Carlos Díaz
La historia corta es que me ofrecieron reabrirla y bueno lo pensé y me aventuré. Abrimos la editorial en el año 2000, justo cuando renunció Chacho a la vicepresidencia, o sea, cuando el país se estaba yendo al demonio. Al año explotó la crisis pero aún así sacamos adelante la editorial, la instalamos. Yo me había recibido de sociólogo y estaba pensando en hacer carrera. Y aquí estoy, ya llevo 22 años en Siglo XXI y desde el año pasado tengo a cargo no sólo la Argentina, sino también México y España. Me cambió la escala. Tengo un vínculo afectivo muy profundo con Siglo XXI no sólo profesional, así que me encanta estar sacando adelante la editorial.

A pesar de ser una empresa multinacional ¿Cómo hicieron para no perder la dimensión humana de la editorial?

Carlos
Siglo XXI surgió más como un proyecto cultural y político que empresarial. Fue fundada por un grupo de 400 intelectuales latinoamericanos que ofrecieron dinero para apoyar la causa del siglo XXI y no por ganar nada. De hecho Siglo XXI no repartió nunca, hasta el día de hoy, dividendos entre sus accionistas. O sea, el que puso dinero en siglo XXI y el que volvió a poner cuando hizo falta no recibo más que gratificaciones simbólicas a cambio, el gusto de pertenecer, de decir yo soy fundador de Siglo XXI, soy accionista. Hay algo en el origen de la editorial que creo que nos ha marcado hasta el día de hoy, que nos manejamos como una empresa formal, porque sino nos vamos al demonio. Pero tenemos claro que nuestro único objetivo en la vida no es ganar dinero, sino que Siglo XXI es un proyecto cultural y político además de empresarial.

¿Cómo afectó la pandemia a la industria editorial?

Carlos
Todo bajó y cambió. Ya antes de la pandemia, vender 10 mil ejemplares de un libro era un montonazo. Hoy vender cinco mil es un montonazo. Así te digo que en poquitos años se cayó mucho el negocio. Estamos volviendo, pero no llegamos todavía a los niveles previos de la pandemia. Estamos todavía en un 80, en un 90 por ciento, pero pensá que en los momentos previos a la pandemia, la industria editorial estaba mandando señales de S.O.S porque estábamos pasando por una crisis muy profunda. O sea, los años del gobierno de Mauricio Macri fueron muy duros para la industria editorial, de caída permanente año a año. Entonces, ya ahí, pensábamos que nos íbamos al tacho y vino la pandemia.Te digo que, a la larga, fue también para mí un gran aprendizaje, porque yo está preocupado por la editorial en los años previos y decía que ya no podíamos caer más abajo y de golpe vino la pandemia y sobrevivimos, estamos bien y seguimos haciendo libros. O sea le encontramos la vuelta. Así que eso fue también para mí un gran aprendizaje de cómo podemos resistir y adaptarnos a veces a las crisis. En síntesis todavía no nos recuperamos pero ahí vamos, ese es el camino.

¿Qué expectativas tenés para la Feria de este año?

Carlos
A mi me une una relación de cariño con con la Feria desde muy chico voy siempre a la feria. He trabajado desde los 15 años en todas las ferias del libro, así que es parte de mi vida y de mi rutina anual. Entonces, el hecho de no haber tenido feria estos dos años ha sido una de esas cosas que te recuerdan cómo se te fue al demonio la vida y la rutina. Para las editoriales también es importante la Feria del Libro, no sólo en términos de promoción, sino de un momento de encuentro con los lectores. También es una facturación importante. Para nosotros es casi un mes de facturación, esto también nos afectó mucho que no se hiciera la feria. Pero más allá de las razones económicas o lo que sea, para mí es una alegría la vuelta de la Feria, porque es como volver a la vida. Es como volver a salir. (…) La Feria es algo de eso, como de la emoción de volver a encontrarnos con todos colegas, con lectores, con correctores, colaboradores, editores y libreros. Es un momento de mucha socialización para nosotros. Es un momento muy lindo para nosotros. Entonces creo que todos la extrañamos y estamos ansiosos porque llegue.

Si tuvieras que hacer la apertura de la Feria ¿Cuál sería el reclamo político, económico o empresarial que harías desde esa tarima?

Carlos
La verdad es que creo que lo que más necesitamos es una política de largo aliento de promoción de la lectura para que todos los chicos y las chicas más jóvenes disfruten de la lectura. No lean por obligación, sino que disfruten de la lectura desde la infancia, que la incorporen como un hábito lindo. Ese sería mi reclamo más importante.